miércoles, mayo 24, 2006

Carta abierta a una hermana




Carta abierta a una hermana

Tres años y dos meses y once días. Qué importancia
tendrá ese tiempo…?
Una breve explicación:

Varios cambios acontecían en el corazón de
Latinoamérica incluyendo la salida de Banzer y los
ideales de cientos de jóvenes que se transformaban en
actos con la esperanza de algún día abrazar la
democracia. Siempre me pregunté como habrá sido ser
joven en esos tiempos… 18 o 19 años quizá. Podría
sonar divertido el solo hecho de haber formado parte
del movimiento izquierdista revolucionario de aquel
entonces, pero a dos jóvenes se les ocurrió tener un
pequeño accidente en medio de alboroto: una hija…

Entre historias que aún desconozco y hechos no claros,
los jóvenes con la niña terminaron fuera del país.
Quizá buscando una fórmula desde afuera que le de
sentido a su salida. Viviendo en Feyetteville la niña
aprendió a contar y cantar, bailar y reír mientras
asistía a una guardería en la que según las
fotografías recuperadas, la ternura de su sonrisa , un
enorme corazón y los cabellos extremadamente ondulados
podrán hacer llorar de emoción al mas insensible.

Desde lo lejos, ser el centro de atención de una
familia muy unida debe ser algo extraño, pero las
continuas visitas le daban sentido. La primera
sobrina, nieta e hija de 6 mamás. Para evitar
confusiones en la niña que se preguntaba porque la
amaban tanto, los jóvenes discípulos de Juana de Arco
y Marx, decidieron darle un hermano a la niña.

Como explicar que una niña mimada y tan querida, pueda
canalizar todo el amor y la responsabilidad aprendida
de dos padres muy trabajadores y entregar todo al
nuevo labio leporino naciente. Por dar un ejemplo: El
niño con la cualidad de dormir en el intervalo en que
los padres se ausentaban del cuidado de sus hijos,
para trabajar y sobrevivir, decidió un día despertar
como un dragón rabioso de hambre. La niña, de ahora
tres años, dos meses y once días mas algunos meses que
ya transcurrieron desde el nacimiento del segundo,
corrió al refrigerador. Su excesiva fuerza
proveniente del amor a su hermano y un salto
inexplicable lograron abrir la puerta, en donde se
encontraba además, un paquete abierto de salchichas.
Al llegar los padres a la casa, se encuentran con el
niño dichoso chupando una salchicha que ni sabía de
donde provenía, que recorrido había sufrido y la
epopeya por la que pasó la hermana. El solo quería
comer, ella solo entregó su amor.

La niña supo entender, que este niño con algunos
problemillas de salud debía ser atendido
constantemente. Y así lo hizo ella, sintiéndose una
persona mayor desde muy temprana edad, cuidando al
niño que tanto amaba. Era quizá una pauta de lo que
vendría veinte años mas tarde, cuidando de niños y
enseñándoles… no solo a comer una salchicha, si no
alfabetizando mientras les demuestra que todos somos
iguales.

Así transcurrieron los años hasta que entre historias
que también desconozco y hechos no claros los jóvenes
ya no tan jóvenes se divorcian y retornan a un país
muy cambiado, en partes por esa raíz ideológica de la
que formaron parte.

El nuevo hogar consta nuevamente de tres personas,
esta ves de los dos niños y la turbomadre. Si bien la
unión con la familia de 5 madres permanecía activa,
era en los momentos de soledad, en la que los dos
chiquillos daban vida a su imaginación y hacían sus
travesuras. Colegio colegio, tiendita tiendita,
superamigos (batman, mujer maravilla), pelota quemada
y correr con el Serafín eran solo algunos de los
juegos en los que ella otorgaba todo su conocimiento a
él, a pesar que el procesamiento de este le costaba
mucho por la diferencia de edad. A ella no parecía
importarle, la paciencia hacían de los juegos
aventuras alucinantes. …¨no tienes que patear con
este lado del pie, ni con este, si no con la punta…¨
Pues si, ella le enseño a jugar su deporte favorito,
aunque mas tarde se daría cuenta que los lados de los
pies eran mas adecuados. Sumar, restar, eran cosas
que él al entrar al colegio ya sabia, y a diferencia
de los niñitos mimados que les enseñan las cosas antes
de entrar al colegio para ser superiores a sus
compañeros, él había aprendido de su hermana de tres
años dos meses y once días de diferencia.

Estar en el mismo colegio significaba mucho para
ambos, pero de distinta forma. El tiempo cambia a las
personas, mientras les enseña y les muestra nuevos
caminos. El sufría en silencio la separación de su
hermana al haber encontrado niñas de su misma edad, de
su mismo curso y vestidas de ese rosado tan llamativo.
El también tenía sus amigos, pero era en ella que
todavía veía el modelo a seguir. Decidió ser el mejor
deportista de su curso después de verla correr en su
clase de gimnasia. Decidió ser el mejor amigo que
podía ser, al ver que ella era una buena amiga,
decidió ser el mejor alumno, cuando vio que ella se
sacó buena nota en lenguaje, decidió amar la
naturaleza cuando la vio acariciar un perro, decidió
ser músico cuando ella mencionó sus ganas de aprender
el piano. Así es, cada sutileza y detalle que ella
hizo, fueron las mayores enseñanzas que jamás tuvo el.
Como parte de su extraña forma de aprender, el opto
por hacerlo silenciosamente, por lo cual ella nunca se
percato de la admiración de su hermano. Es quizá la
incapacidad del niño en manifestar su amor y su
admiración, y el cansancio de ella al no recibir tanta
atención y entrar a la edad del burro, que la
convirtió en una hermana común, de las que juegan con
el hermano, pero jamás delante de amigas, de las que
aman a su hermano, pero jamás lo demuestran. Esto
destrozo el corazón del hermano que nuevamente
enterraba sus sentimientos en su imaginación. Y es
quizá por lo cual decidió continuar su vida como lo
hizo ella, mientras crecían y recorrían caminos
distintos fuera del hogar.

El entrar al baño un minuto mas de lo debido podría
explotar en una pelea de tirar puertas. Para evitar
esto, la separación fue aun mayor, limitando la
relación a holas por la mañana. La partida de la ya
joven hermana a estudiar en el exterior, mientras la
globalización y los conflictos sociales en su país
crecían, le trajeron cierta paz al hermano. Su
felicidad durarían hasta que le tocó el turno de salir
de su país, como lo habían hecho sus padres dos
décadas antes, como lo había hecho su hermana cuatro
años atrás. En la edad en la que uno se encuentra
solo, conociendo el mundo sintiéndose una cucaracha,
compitiendo con los mejores músicos del mundo y
midiendo día a día sus cualidades, es en la que
recordó quién había sido su maestra, quién había sido
con la persona que más había reído, con la persona que
más había imaginado, y sin duda alguna, la persona que
más había querido…. Su hermana Carolina.

El rápido pasar del tiempo en estudios, graduaciones y
trabajos y un matrimonio de por medio, no permitieron
retornar a ese pasado hermoso he iluminado de dos
chicos que imaginaban juntos, pero una pequeña idea
proveniente de ella que involucra lo mejor de las
cualidades de ambos, encamina a la hermandad infinita
a la que están destinados.

Así lo siento, él, es decir yo, que la sonrisa y el
recuerdo de la continua felicidad que llevaba mi
hermana cuando era una niña, la mantendrán una persona
increíble, con la envidiable capacidad de enseñar y
otorgar a través del corazón a aquellos que lo
necesita y a aquellos que no.

No te olvides empezar por el espejo!!!

Paz…
Poche

Esta carta la escribí en septiembre del 2005, en enero del 2006, diagnosticaron a mi hermana con un tipo de cáncer llamado GIST. Ella se encuentra bien y con ánimos de seguir viviendo como lo hizo siempre en su metro y medio de altura.. :)

14 comentarios:

flacazul dijo...

y es que más que palabras, los silencios, las sonrisas, los abrazos y por qué no, también el fútbol, pueden enseñar muuuuuuucho muuuuuuuucho.

un abrazo fuerte a la distancia, y muy pronto en persona, espero.
a.

ferdinand dijo...

Ese amor es increiblemente puro... no espera nada y sueña siempre con él. Toda su vida gira en torno de ver por lo menos una sonrisa suya... o sentir una caricia... abrazarlo con solo mirarlo. Aún la distancia es mínima. Todos los días se agarran de las manos tratando de acurrucarse el corazón.
Todo, todo lo mejor para sus corazónes. y fuerza!

Poche dijo...

flacazul, ferdinand, que lindos comentarios, mis vista se puso borrosa, de verdad... gracias

ferdinand dijo...

Poche, lo que pasa es que en algún sentido... la vivencia en alguna magnitud, es la misma... y el sentimiento es fuerte... las lágrimas aunque no se quiera, salen!, de alegría, tristeza, emoción, no importa, pero no te olvides que no importa al final distancia alguna, se quedará siempre tatuado, hasta en los huesos. Fuerza... siempre! y gracias a tí por escribir así dejando que formemos parte de algo tan profundo. Tan hermoso. Tienes un alma diferente, eso se puede sentir.

Anita dijo...

Hola Poche, soy Anita, llegue a tu blog a través del blog de Benjo, puess... he estado leyendo tu blog, aunque no he comentado nada aún... mmmm pues esta carta realmente es una foto (a parte de la que publicaste) del inmenso amor que le tienes a tu hermanita...de lo inocente y puro de ese "lazo" que hubo y hay entre ustedes...
me gusto eso de metro y medio de altura...
un abrazo y un beso, por cierto MIL FELICIDADES POR EL HIDROMETEOROS adelante LLEGAS!!!!

xulz dijo...

la historia del hijo menor... gran feeling le pones primo.. ahi le pones mensajes que van no solo para ustedes.. buenas vibras.

saludos.
jp

"... music gonna teach dem a lesson..."

loreal dijo...

Poche... al leer la carta pensé "le escribiré algo bueno al terminar de leerla"; y ahora que lo hice sólo tengo los ojos borrosos y me quedé sin palabras... qué carta más profunda y hermosa! Te admiro mucho! Te mando toda la energía y buena onda!

Esteban*dido dijo...

Linda carta yo tb tengo tres sobrinos que los amo mucho y una hijita en el cielo como angelita a lado de Dios

ERICK SAÚL dijo...

Poche ... no te conozco, pero con esa carta me siento parte de esa gran sensación que es amar con tanta fuerza a un ser querido, la vida pone tantas pruebas y sacrificios que una hermana como la tuya vale oro, creéme.... que vivan los herman@s ¡¡¡ la familia...¡¡ y todos que somos hermanos.

Un Abrazo

Anónimo dijo...

No se que mas se puede decir que: Gracias por ser una inspiracion, por saber "como" sonreir y hacer sonreir y por ayudarme a apreciar la vida...Gracias por ayudarme a querer luchar aun mas y a aprender a VIVIR (de nuevo y sonriendo)
Te adoro hermano!
Caro

ERICK SAÚL dijo...

Poche ... felicidades ¡¡ el concierto demostró la calidad de músicos con que cuenta el GRILLO, que buenos bajos... se nota la influencia jazz de Berklee, comentanos cuánto tiempo estuviste y que se sintió aprender con esos grandes musicos ?

Hasta la próxima....

rondeldia dijo...

que carta tan rica, buena estrella para vos y tu familia...

rondeldia

aletniuq dijo...

Que hermosa carta, que hermoso sentimento, ese amor, ese cariño es majestuoso y eterno...gracias por haberlo hecho sentir tanto en mi corazón!y por haberme recordado estas palabras q se las escribi a mi hermana: "la sangre y el cariño llaman"....
Saludos, escribes con tinta tan sensibleee y me encanta!

®s dijo...

...speechless... francamente, speechless!

esta "clase" de amor es el más puro... a Dios gracias lo sé porque lo siento... tengo mi propia madrermana a quien amo con toda el alma y mucho más...

No hay nada en el mundo más hermoso, sagrado y bello que la familia... será que uno tiene que estar lejos para valorar? puede ser, no? Gracias por haberme hecho recordarlo!

Que gusto haber conocido a tu hermana y a tu turbomadre =)

Un abrazo

R